14 °C
Reino Unido

A partir de mayo viene nuevo incremento en gas y electricidad

|



AUMENTO SERVICIO GAS


Arelys Goncalves



Desde el 29 de mayo la factura de los servicios de gas y electricidad tendrán un ajuste de 5.5 por ciento, lo que se traducirá en 60 libras más al año. Más de 4 millones de clientes de la empresa British Gas se verán afectados por este aumento. El mayor proveedor de energía anunció esta nueva tarifa, varios meses de realizar otro incremento de 12.5% en el mes de septiembre.


La firma que constituye el principal proveedor de energía en el Reino Unido dijo que los afectados son tanto los que usan la tarifa variable estándar como los que tengan un nuevo acuerdo de tasa fija (o tarifario temporal). Se conoció que los 3.7 millones de clientes calificados como vulnerables que tienen un contrato de duración determinada o un medidor de prepago no se verán afectados por este aumento del 5.5%.


El Gobierno británico se pronunció sobre este ajuste y lo calificó como injustificado y no bienvenido. La ministra de energía, Claire Perry declaró: "Estamos decepcionados por el anuncio de British Gas de un aumento de precios injustificado en su tarifa predeterminada cuando los clientes ya están pagando más de lo que necesitan". Por su parte, el regulador de energía, Ofgem, describió el aumento como "no bienvenido".


¿Quién se verá realmente afectado, entonces?


Si utiliza la tarifa variable estándar (SVT) o Tarifa Temporal de British Gas, que corresponde a la nueva oferta de tasa fija que los clientes de la compañía reciben luego de que termina la tarifa actual con la compañía energética, verá este incremento en su factura. En ese sentido, si tiene el SVT o está en tarifa temporal, entonces su factura anual subirá en promedio 60 libras más de lo que estaba pagando (30 libras por gas y 30 por el servicio eléctrico), lo que representa un 5.5% de ajuste.


La TSV es una tarifa variable por lo que la tasa que se paga puede aumentar o bajar dependiendo de los costos de la energía al mayor y se caracteriza además por no tener una fecha de finalización fija. En el caso de la tarifa a precio fijo se establece con un valor unitario que rige por un tiempo determinado que puede ser uno o dos años, por lo que indica que no se producirá un aumento en ese lapso.


Por su parte, las tarifas temporales son las predeterminadas y pueden finalizar si el cliente lo necesita sin recibir ninguna penalización. En el caso de los clientes que no pasan a un acuerdo nuevo luego del vencimiento de ese plazo, cambian a esta tarifa predeterminada de plazo fijo de 12 meses.