13 °C
Cultura

La comunidad recuerda a Genaro Ledesma (1931-2018)

|


Ledesma entrevista2



Apenas se iniciaba el mes de abril falleció en Lima Genaro Ledesma, quien en Perú fue uno de los grandes generadores de la izquierda.


Su partida se dio poco antes del apresamiento del brasilero Lula, con cuya actividad política tuvo cierto paralelo. A fines de los 1970s las repúblicas en las cuales se inicia y culmina el río Amazonas estuvieron convulsionadas por grandes huelgas contra sus respectivas dictaduras militares, procesos que desembocaron en la creación de nuevos movimientos electorales masivos socialistas.


Dos años antes de que en Brasil se fundase el Partido de los Trabajadores, el cual llegaría a ser el más votado partido de la izquierda en las Américas, en Perú Ledesma fue uno de los articuladores del Frente Obrero Campesino Estudiantil y Popular (FOCEP), el cual en las elecciones a la asamblea constituyente de 1978, los primeros comicios después de que en 1968 se diese un golpe nacionalista, obtuvo un octavo de los votos.


Ledesma, quien nació el 19 de septiembre de 1931 en Cajamarca, terminó trabajando como maestro en Cerro de Pasco, una ciudad-mina a 4,500 metros de altura, uno de los lugares más fríos que puede haber en un trópico y donde se dieron varios conflictos por los magros ingresos salariales y la contaminación minera generada.


En 1958 es nombrado alcalde de Cerro de Pasco hasta que en la dura represión a las protestas de las comunidades campesinas Ledesma es apresado en Mayo 1960 y conducido al penal del Sepa en la selva. Con el golpe del general Ricardo Pérez Godoy en 1962 él es nuevamente encarcelado y pasa al penal de la isla del Frontón al frente de Lima y Callao, del cual va a salir solo debido a que es electo al parlamento peruano representando a Cerro de Pasco.


Durante la dictadura militar de Morales Bermúdez Ledesma sería otra vez arrestado pero conducido a Argentina donde su junta militar era el eje del Plan Cóndor para aniquilar o desaparecer dirigentes de la izquierda sudamericana.


En 1978 Ledesma vuelve a ser electo y el FOCEP, el frente que él había gestado en Cerro de Pasco a inicios de los 1960s y que luego se había ampliado y reconformado con la unión de varios grupos trotskistas en 1977-78, devino en la fuerza más votada de la izquierda.


El FOCEP, en vez de lograr la unidad de la izquierda peruana, terminó siendo dividido por las pugnas de ésta. Por un lado el Partido Comunista pro-soviético y los partidarios de la izquierda nacionalista militar (el PSR) crearon un frente con Ledesma a la cabeza y, de otra parte, los diversos grupos maoístas y trotskistas formaron la Alianza Revolucionaria de izquierda bajo la candidatura de Hugo Blanco, quien había sido el diputado más votado del FOCEP.



No obstante, los dos frentes electorales encabezados por las dos mayores figuras del FOCEP se volvieron a dividir. El resultado fue que la izquierda peruana se atomizó en 5 candidaturas presidenciales, algo que jugó en beneficio de Fernando Belaunde, quien había sido presidente en 1963-68 y quien apareció como el abanderado de la democracia.


Tras su división en 1980 la mayoría de la izquierda peruana se reagrupó conformando a la Izquierda Unida, en la cual quedaron marginados Hugo Blanco y los trotskistas quienes se negaban a aliarse a partidos que ellos consideraban como burgueses. Ledesma se integró a la IU, bloque que se rompió antes de las elecciones de 1990 donde el ganador de éstas, Alberto Fujimori, cooptó a sus filas a algunos de la IU y acabó por destruir tal frente.


Ledesma se mantuvo como un abogado defensor de los derechos laborales y fue un prolífico autor de novelas y poesías. Nunca se le implicó en causas de corrupción, muchos de los cuales su estudio jurídico ayudó a destapar. Este último, aquel en donde se creó el FOCEP, aún sigue defendiendo las mismas causas laborales por las cuales fue fundado.