13 °C
Reino Unido

May hace un llamado a los constructores de casas a “cumplir con su deber”

|

Por Ulysses Maldonado 


May ha tratado de abordar la escasez de viviendas a largo plazo como una de sus principales prioridades, ya que busca mostrar a los votantes que su gobierno es capaz de realizar reformas internas al mismo tiempo que negocia la salida del país de la Unión Europea. Los sucesivos gobiernos británicos no han cumplido los objetivos de construcción de viviendas, lo que ha contribuido a un fuerte aumento en los precios que ha dejado a muchos británicos sin poder permitirse tener una propiedad y ha elevado los precios de alquiler. 


May apunta a los constructores inmobiliarios diciendo que sus estructuras de bonificación incentivan altas ganancias sobre la construcción de viviendas asequibles, y advierten que la falla de construir en sitios aprobados podría afectar futuras decisiones para otorgar nuevos permisos de planificación. "Espero que los constructores cumplan con su deber con Gran Bretaña y construyan los hogares que nuestro país necesita", destaca May. "Quiero ver que los permisos de planificación vayan para las personas que realmente van a construir casas, no solo sentarse en tierras y ver cómo aumenta su valor". Las constructoras de casas más grandes de Gran Bretaña, incluidas Barratt (BDEV.L), Persimmon (PSN.L) y Taylor-Wimpey (TW.L), han informado que han dado inicio en 2018 de estos planes. Pero May quiere que se construyan 300,000 casas por año, muy por encima del nivel de 2017 de alrededor de 217,000. 


La reforma de planificación también analizará las formas en que las autoridades locales pueden acelerar los desarrollos sin comer espacios verdes protegidos, y dar a las enfermeras, maestros y otros trabajadores clave acceso prioritario a viviendas asequibles. Los planes estarán sujetos a una consulta de ocho semanas, y la versión final se publicará en el verano.