18 °C
Miscelánea

Inauguraciones y renovaciones en Madrid

|


P29 7P29



 Por Carlos Manuel Ruiz Suárez


Casi finalizando el 2017, un evento en el mundo de la hostelería dio el pitazo para anunciar interesantes noticias que, hoy día, ya entrado el 2018, resultan de gran interés para todo aquel que quiera visitar Madrid. El Madrid Hotel Week, evento organizado por la Asociación Hotelera de Madrid, permitió que los hoteles más emblemáticos de la ciudad se convirtieran en protagonistas de la escena citadina. 


La valiosa experiencia más allá de una curiosa visita concedió a no pocos afortunados-incluyéndome- husmear lugares donde nunca se ha entrado y además participar en actividades gastronómicas, musicales, deportivas y tecnológicas. Sin embargo, el gusanillo intermediario entre el “evento” y “la sociedad”, invadió mi persona para abundar más en el hecho noticioso que es lo que realmente nos compete. Así pues, tres importantes acontecimientos en el mundo hostelero saltan en la agenda madrileña para innovar en un mercado difícil y competitivo: el cierre temporal por reformas del aristocrático Ritz, la reinauguración del histórico Gran Hotel Inglés y el refrescamiento del VP Jardín de Recoletos.



P29 2


Un sofisticado icono 


Entrar al Hotel Ritz de Madrid es realmente un lujo, enseguida te conviertes en un importante personaje de la historia o en alguna estrella de cine debido a los aires de grandeza que se respiran. El emblemático Ritz no es realmente un hotel sino un palacio patrimonial convertido en hotel desde el año de 1910, cuando se abrió especialmente para alojar a los invitados de la boda de su majestad Alfonso XIII. Es el tercero del mundo después de los de Londres y París y es el único que permanece enclavado en un área privilegiada de la ciudad justo al frente al Museo Nacional del Prado y el Thyssen, lateral al Parque El Retiro y a una manzana de La Cibeles.


Fabio León Ramírez, director ejecutivo del hotel, contó a los 10 curiosos que tuvieron el privilegio de asistir gratuitamente a la visita guiada realizada en el marco del Madrid Hotel Week, que fue el primer hotel con baños compartidos y que en el año de 1937 funcionó como hospital militar. “Aquí se han tejido guerras, se han firmado contratos mundiales, aquí se reúne la gente que no quiere ser reconocida y hasta ha servido de escondite de polémicos personajes como la espía Mata Hari y el perseguido García Lorca. Lo han visitado aproximadamente unos 3900 famosos en las ú ltimas décadas”.


El Ritz es totalmente cuadrado, sus salones recubiertos con madera de Tailandia son espaciosos e iluminados gracias a los grandes ventanales que dispone. Impresionan los dorados candelabros de la época y las 5 imponentes arañas Chandelier que decoran exquisitamente sus techos y paredes.


Dispone de 106 habitaciones diferentes, 47 suites, una lujosa Suite Real de 4 habitaciones con 5 baños y una presidencial de 3 habitaciones y 3 baños donde, sin disimulo, nuestros ojos saltaron al observar las griferías de oro y los pequeños detalles de cristales de ópalo y marroquinería de la firma española Loewe.


El elegante bar estilo británico, donde un sinfín de particulares personajes como Evita, Churchill, la Reina Victoria, Dalí, Marlene Dietrich y Sofía Loren, no despreciaron alguna bebida pecaminosa y hasta no pocos dieron “un numerito”, es otro de los acervos histó ricos que guarda tan prestigioso lugar, al igual que las fuentes de mármol blanco en el jardín, regalo de los Rajmáninov y el desapercibido “Goya” estratégicamente exhibido en el clásico restaurante de igual nombre. 


“La bella escultura de Diana La Cazadora, un presente de la familia Saboya dado a su majestad Alfonso XIII, una vajilla de 750 piezas en oro puro, obsequio de los reyes de Marruecos y los mitológicos tapices del año 1645 que cuelgan en los salones, regalo de la familia Orleans, completan los tesoros invaluables del Ritz”, distinguió León.


Desde el año 2015, el hotel pertenece a la prestigiosa cadena Mandarin Oriental Hotel Group quien adquirió una parte por 148 millones de dólares en conjunto con The Olayan Group. Comentó León, que el Ritz es el único que no es cien por cien propiedad ya que no puede pertenecer a capital extranjero totalmente. “Sólo el 50% ha sido adquirido para someterse a una renovación completa que comenzará a finales de febrero y culminará en el 2019, cuya inversión supera los 99 millones de euros”.


Un Inglés en Madrid 


El estudio neoyorkino de amplia experiencia en decoración y recuperación de proyectos de firma Rockwell, ha derribado el abandonado Gran Hotel Inglés, una joya del Art decó totalmente desapercibido por los transeúntes madrileños para devolverle el esplendor que bien tuvo en otras épocas. 


Pocas personas se enteran que en ésta edificación del siglo XIX, con más de 170 años de construcción ocurrió un hecho trascendental en la historia española: la firma del Tratado de Filipinas en el año de 1944. Acontecimiento fielmente registrado en una polvorienta placa escondida entre las antiguas columnas y ladrillos de más de 100 años que se encontraron en las ruinas. 


El Gran Hotel Inglés, fue el primer hotel con luz eléctrica y, al igual que el Ritz, funcionó como hospital militar en aquellos revueltos tiempos de guerra. Es muy europeo pero conserva detalles castizos como las tejas y los azulejos que a pesar de los daños mantienen vivos sus colores. Está cerrado desde el 2012, pero con ésta parcial renovación lo que se pretende es retomar el estilo londinense que combina hospedaje y café-bistró pero de vanguardia.


“La idea es que la zona se despierte, cuando eres un verdadero turista lo que quieres es ver a su gente viviendo el día a día. El barrio de Las Letras donde se encuentra ubicado ha sido un olvidado en Madrid a pesar de que tiene mucho sabor y abolengo. Esta zona va a cambiar con un concepto muy de apartamentos con 43 habitaciones y 5 suites tipo penthouse, terrazas y jacuzzi”, informó Javier Polo Fernández, gerente manager. 


Un restaurante bistró con una carta andaluza mediterránea, dos comedores privados con capacidad para 40 comensales, un bar café-maletero, una biblioteca y hasta un centro de belleza con gimnasio y piscina, son los otros atractivos que le darán a El Inglés una cara totalmente nueva. 


Un Jardín escondido


La cotidianidad es lo que se percibe al entrar en el lobby del VP Jardín de Recoletos, un hotel que a pesar de no ser tan grande es privilegiado por su magnífica ubicación en pleno barrio de Salamanca. Otra de las cartas a favor que muestra éste edificio que apenas fue renovado hace dos años, es el cuidado en la oferta gastronómica típica de la Madrid más antigua. 


Durante la Cata Maridaje-Cena de la famosa marca de cerveza ibé rica Mahou, efectuada en el hotel a propósito del Madrid Hotel Week, la anfitriona y directora general del hotel, Mirella Domingo, destacó que el tema de la restauración es el plato fuerte ya que ofrecen un menú mediterráneo muy variado. “Nos encanta innovar. Hemos ganado varios premios internacionales con el muy madrileño Rabo de Toro, por ejemplo, las famosas Patatas Bravas y los únicos Ravioles rellenos de Callos elaborados con pasta natural delante de los propios comensales”. 


Domingo, hizo hincapié en que la mayoría de los clientes del hotel son latinoamericanos. Por tal motivo, el grupo continua internacionalizándose con la apertura de un cinco estrellas tipo boutique en la céntrica Plaza España de Madrid. 


“Queremos empezar a expandirnos con una serie de hoteles donde se combine el arte y el diseño. Este será el primero de la cadena en tamaño y categoría ya que tendrá 214 habitaciones muy juveniles. Dispondrá de salones para reuniones con techos altísimos, un spa y un skybar único”.


La ilusión de las palabras de Mirella Domingo, cerraron la amena conversación reafirmando la importancia que tiene para el buen funcionamiento de un hotel la cercanía con el cliente y el ameno trabajo en equipo, peculiares detalles muchas veces olvidados.