24 °C
Cultura

San Valentín Paisa

|


FOTO 2 PUEBLITO PAISA



Por Ulysses Maldonado


La semana anterior se realizó el “San Valentín Paisa” en el popular y tradicional mercado de Seven Sisters con el propósito de seguir recogiendo fondos para pagar al bufete de abogados y barristas que han llevado el caso ante el concejo de Haringey, y así evitar la demolición de este sitio emblemático de las comunidades de inmigrantes en el norte de Londres, entre ellas la comunidad latina.


El evento contó con el apoyo de la Asociación Latinoamericana de Arte Cultura y Educación que, con su invaluable trabajo, puso el punto en alto y marcó la pauta en este evento que congregó a varios artistas, entre los que estuvieron: Movimiento Urbano UK, Grupo Talentos dirigido por Freddy Martínez con el taller de ZUMBA y Danza e igualmente artistas y grupos de danza de Uruguay y Venezuela, entre muchos otros.


Hubo buena comida con los tradicionales platos de sabor latino, rifas, premios, actividades para los niños y adultos además de varias actividades recreativas, donde también estuvieron las danzas de Republica dominicana.


Marta Hinestroza, una de las organizadoras del evento manifestó que es importante seguir apoyando el mercado y confía en que la comunidad pueda ser más activa y proactiva en el arduo trabajo que se requiere para seguir con esta causa de defensa del “pueblito paisa”.


El mercado de Seven Sisters y el pueblito paisa se han convertido en el punto de referencia a donde ha llegado gente que le ha dado vida, forma y estructura a un sitio que por mucho tiempo estuvo abandonado y olvidado. Es un lugar representativo para las comunidades Jamaiquina, Iraní, Indiana, latinoamericana, africana y otras más.


El trabajo de mantenerse y trabajar en estas actividades culturales y recreativas para recoger dinero y así poder cumplir con las obligaciones legales de defensa, se ha convertido en una misión por la resistencia y búsqueda de la condición de estar en medio de la humanidad que pretende aplastarlos con una nueva moda y estilo de vida que no hace contraste con sus expectativas y que intenta excluirlos.


Es la razón de ser en la dimensión de la forma de trabajo y de vida para muchas personas. Todas son comunidad, pueblo, gente sencilla, humildes y de gran corazón, cuyo único propósito es mantenerse allí luchando por una mejor condición de vida.


La demolición propuesta es sólo el último ejemplo de la gentrificación rapaz que se está dando en los últimos tiempos en la capital británica y sus barrios históricos donde reside la clase trabajadora.


El mercado "perderá su alma" si se ve obligado a trasladarse, ya que los comerciantes estarán encerrados en "estructuras de hormigón" que están "fuertemente controladas" por las autoridades, y no tendrán voz alguna sobre cómo funcionan las cosas. Dijo uno de los comerciantes que estuvo apoyando este evento.


"El Mercado pasará de ser una cosa orgánica, viva y que respira hasta convertirse en una cáscara de concreto donde los comerciantes tendrán muy poca influencia en lo que sucede allí", aseguran los visitantes.


Incluso las Naciones Unidas han expresado su preocupación por la "amenaza a la vida cultural" que plantea la propuesta de demolición del mercado.


Un comerciante que lleva casi 14 años trabajando en el lugar, manifestó que se siente como una situación de "limpieza étnica" y manifestó que las autoridades hacen poco por escuchar las inquietudes y necesidades de los comerciantes y gentes residentes de la zona.