7 °C
Miscelánea

Los cambios que viven las parejas cuando se convierten en padres

|


P22 Padres


Redacción 


Después de un tiempo muchas relaciones toman la decisión de tener un bebé. Cuando ese deseo se hace una realidad, la felicidad es infinita. Sin embargo, pocos piensan en todos los cambios que ahora deben enfrentar. Más que un tema para generar preocupación, debe ser algo que sí debe tenerse en cuenta para evitar discusiones que estén relacionadas con esta situación. 


A continuación algunos de los aspectos más importantes que no deben pasarse por alto, según vix.com: Alguien de igual importancia Expertos dicen que, cuando tenemos pareja, esta se convierte en la persona a la que más prioridad deberíamos dedicar en nuestras vidas.


Cuando se tiene un hijo, la prioridad debe verse compartida y ahora no es solo una persona muy importante, sino que son dos, y uno es un ser vivo indefenso que depende mucho de ti. Los roles empiezan a cambiar y ahora ambos deben hacerse responsables de una nueva vida. 


Esto es complicado y alguno de los dos puede sentirse abandonado por la pareja debido a la atención que se le da al bebé. Deberán diseñar una estrategia en la que se repartan el trabajo, pero sin olvidar incluir su relación. Intimidad y comunicación Cuidar a un bebé es muy agotador.


Los primeros meses pasarán mucho tiempo sin dormir y con el único objetivo de cuidarlo, así que la intimidad pasará a un segundo plano. Incluso cuando tengan la oportunidad de estar solos, estarán muy cansados para hacer cualquier cosa. Dependerán mucho de la química que tengan como pareja y la buena comunicación, puesto que es lo único que podrán hacer durante un tiempo. 


Se trata de dedicarse a trabajar en su relación desde otro nivel y disfrutar mucho de esta nueva etapa. Verán los frutos cuando puedan regresar a su intimidad. Las relaciones con las personas externas también cambiarán. Algunas se harán más cercanas y otras se alejarán. 


Estas personas traerán opiniones y consejos que podrán ser muy útiles pero también dañinos para su relación. Asegúrense de saber con cuáles quedarse. 


Un bebé en casa es un cambio gigante. Ahora hay una pequeña vida que cuidar que necesita mucho tiempo y atención, es normal que la vida de pareja cambie para siempre. Es difícil, pero no hay nada de qué alarmarse: con mucha comunicación y amor lograrán ser una familia feliz.